Cómo y cuándo poner la calefacción

cuando poner la calefaccion

Se ha oído mucho sobre qué temperaturas debemos utilizar al encender la calefacción, con razonamientos sobre la ecología y el medioambiente. También se dan algunos argumentos sobre la salud, de cara al contraste de temperaturas entre el interior y el exterior.

¿Y sobre cuándo poner la calefacción? ¿Con la entrada del otoño? ¿En diciembre? ¿Al comenzar el invierno? ¿Días sueltos? Vamos a ver algunas recomendaciones que pueden servir para orientarte.

A cuánto poner la calefacción

En lo primero que pensamos cuando llegan épocas de frío en otoño, es cómo vamos a hacer para no generar un gasto desorbitado con la puesta de calefacción en casa o en nuestro negocio.

En esta época del año es cuando todos ponemos al máximo el termostato para ahuyentar las corrientes frías de aire. A priori, parece una buena idea pero lo cierto es que no lo es. Tener siempre el termostato a altas temperaturas provocará un aumento enorme en la factura del mes.

En el inicio de otoño no se recomienda encender la calefacción por simplemente haber llegado el otoño. Esto hay que hacerlo de manera racional.

Para mantener el calor y ahorrar dinero, existen formas de programar el termostato, con el objetivo de ahorrar dinero y energía durante el periodo frío, sea tanto de otoño como de invierno.

En el transcurso del día

Configurar el termostato a temperaturas demasiado altas en comparación con el frío que hace en el exterior es sinónimo de tirar el dinero.

El problema es que cuanto más calor haga en tu casa, más rápido se irá la energía térmica hacia el exterior. Por lo tanto, cuanto menos calor haga en el interior de la casa, más despacio será la pérdida de energía térmica.

a cuanto poner la calefaccionLa temperatura recomendada para ajustar el termostato para un buen confort está entre los 21 y 24 grados, ya que es una temperatura estándar de ni mucho frío ni mucho calor, perfecto para calentar la vivienda y que nos sintamos confortables independientemente de la ropa que llevemos.

 

En el transcurso de noche y durante ausencias

Es el momento perfecto para bajar la temperatura a entre 17 y 21 grados, ya que la vivienda estará vacía o será de noche.

Por la noche, mientras dormimos y estamos menos activos, es muy recomendable contar con un buen edredón, nórdico o cualquier manta gruesa y caliente. Así podremos bajar la temperatura o apagar la calefacción.

El ahorro que nos puede suponer a la larga es enorme. Y con ello no necesitaremos mantener la calefacción encendida las 24 horas del día, o al menos no a alta potencia.

Si tu termostato es programable, puedes configurarlo para que la calefacción se encienda una hora antes de que te despiertes, para que la casa sea un espacio más agradable al levantarte.

Cómo poner la calefacción

Desde el punto de vista de los aparatos calefactores que utilizamos en las viviendas, podemos hacer un análisis según el tipo. 

como poner la calefaccionLas calderas más antiguas, tardan más en calentar la vivienda en comparación con los sistemas más modernos. En muchas ocasiones pensamos que la casa está más fría de lo que debería y cometemos el error de subir el termostato a altas temperaturas sin una necesidad real.

Para garantizar un mayor rendimiento en general, es recomendable sustituir los sistemas antiguos que tengamos instalados en casa incluyendo por unos modernos y de bajo consumo.

De todos modos, ten en cuenta que cambiar la temperatura del hogar no es algo que deba hacerse en media hora porque sentimos frío. Es un proceso que se debe programar con cierta holgura de tiempo, y evitar cambios bruscos.

La mejor inversión para ajustar las temperatura en el interior de las viviendas es comprar un termostato digital, para mejorar el ajuste y el mantenimiento de la temperatura. Permite además, ajustar con antelación la activación y desactivación del sistema según la época del año o la hora deseada.

Es muy importante a la hora de instalarlo, respetar las instrucciones del fabricante, situarlo en una zona de fácil acceso. Y además que esté lejos de ventanas, puertas, aire y sol, para evitar que tome muestras erróneas de temperatura.

Ten en cuenta los momentos en los que todos duermen, y considera programarlo para subir o bajar la temperatura un rato antes de que os levantéis, durmáis o ssalgáis de casa.

Si la casa va a estar vacía durante unas horas, no te olvides de configurar una temperatura baja para no perder dinero y energía en vano.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta otros factores para reducir el gasto de energía. En cuanto al ajuste del termostato, debemos estar atentos a los siguientes consejos para sentirnos a gusto en casa:

  • Bajar un poco la temperatura y considerar el uso de ropa algo más abrigada.
  • Revisar los filtros periódicamente y sustituirlos si hubiera necesidad.
  • Revisar y poner a punto la caldera antes de la temporada de frío.
  • Revisar las fugas y corrientes de aire, y reparar los huecos o agujeros para evitar que se vaya el calor.
  • Utilizar selladores en las ventanas y puertas.
  • Aprovechar la luz del sol para calentar la casa.
  • Aislar las tuberías para evitar bajadas de temperatura.

¿Cómo poner la calefacción en un aire acondicionado?

Ahora que ya conocemos los trucos para mantener el calor en la vivienda y generar el menor coste posible, vamos a ver algún consejo de cómo poner la calefacción utilizando en un aire acondicionado:

Recuerda la regla de mantener limpio el aire acondicionado: Estos aparatos tienden a acumular polvo y partículas de suciedad que se encuentran suspendidas en el aire, esto puede provocar moho o lo que es peor, provocar un incendio cuando se encienda el calor.

Siempre que hagas limpieza, respeta las instrucciones del manual de usuario. Y además reducen la efectividad con la que trabaja el electrodoméstico.

Revisar el aire acondicionado:  Es importante hacer un mantenimiento y una revisión al menos una vez al año. Así evitaremos tener que acudir a un servicio de reparacion calderas para realizar un arreglo demasiado pronto.

Ajustar la temperatura en el rango correcto: Ten siempre programado el aire acondicionado para que la temperatura oscile entre los 21 y 24 grados. Por cada grado que salgamos de este margen, podremos provocar hasta un 10% de gasto adicional en nuestra factura de la luz.

como poner la calefaccion en un aire acondicionadoPrograma el modo automático: Si pones manualmente el modo de calor y por alguna razón se te olvida apagarlo, estarás provocando un gasto adicional enorme. En cambio de la otra manera y utilizando el programa automático, permites que el aire acondicionado nivele la temperatura prevista.

De esta manera, el ventilador se activará durante menos tiempo y a menor velocidad, ahorrando así energía innecesaria.

Cambia la dirección de las rejillas: El calor tiende a subir, por lo que será importante redirigirlo para acondicionar todo el habitáculo. Pero no te olvides de volver a ponerlo hacia arriba cuando llegue el verano.

Puedes consultar más instrucciones sobre como funciona el aire acondicionado en este otro post.

¿Cómo poner la calefacción en el coche?

¿No te da la sensación de que en invierno todo tarda más? ¿Incluso calentar el coche? Se tarda más en arreglarse para salir de casa, se tarda más en levantarse de la cama, se tarda más en que el coche arranque, y sobre todo tarda más en calentarse el coche y la casa.

Vamos a ver unos tips para acortar este último proceso:

En la época de más frío de invierno, las mañanas pueden ser difíciles. Para hacerlas más fáciles, te contamos algunos trucos que hemos recogido de nuestra experiencai, sobre cómo preparar el coche para ahorrar tiempo y esfuerzo. Y además nos permitirá conducirlo de la forma más segura cuando hace frío.

El truco principal está en calentar de una forma correcta el motor del vehículo, durante el tiempo preciso para que sea seguro conducir y para que el aire acondicionado arranque cuanto antes.

como poner la calefacción en el cocheAsí evitaremos daños tanto en el vehículo como también evitaremos que el aire acondicionado del coche tarde mucho en calentarse. Es importante que el coche esté en un lugar seguro, es decir, al aire libre y nunca en un garaje, durante este proceso.

Consulta el manual del fabricante para ver qué tiempo recomienda utilizar, y cómo hacerlo.

Encender el vehículo con antelación y a la vez la calefacción de la luna delantera ayudará a que se caliente más rápidamente. Mínimamente se suele  dejar encendido el motor por 30 segundos antes de ponerse en marcha.

Durante los primeros minutos se debería circular lentamente y pisando suavemente el acelerador, así ayudaremos a que el motor no se estrese y alcance los niveles normales de rendimiento. Y además en unos pocos minutos tendremos la calefacción del coche preparada para mantener la temperatura ideal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now ButtonLlamar